Bosques Costeros Nororientales

La ciudad de Nueva York es ícono de la postmodernidad a nivel mundial: Gran centro económico y financiero cosmopolita, alberga la mayor concentración humana de los Estados Unidos; sin embargo, si pudiéramos retroceder en el tiempo antes de la fundación de Nueva Ámsterdam por colonos holandeses a principios del siglo XVII encontraríamos tupidos bosques dominados por robles, castaños, hicorias, liriodendros, nogales, manzanillos, arces y hayas en los altozanos, y por sicómoros, liquidámbares, abedules de río, olmos y arces plateados en los ríos. Dicha megalópolis se encuentra enmedio de los bosques costeros nororientales, una ecorregión de bosques templados mixtos y caducifolios de la región de Nueva Inglaterra meridional y el Atlántico medio estadounidense. Con una extensión de 89,691 km2, comprende el Piedmonte y la planicie costera de siete estados, extendiéndose desde el suroeste costero de Maine, el sureste de Nueva Hampshire, el este de Massachusetts y Rhode Island hacia el sur, a través de Connecticut,  Nueva York meridional, Nueva Jersey, sureste de Pennsylvania, Delaware y el norte de Maryland.

Ubicación geográfica de los bosques costeros nororientales.
Ubicación geográfica de los bosques costeros nororientales.
jenny-jump-state-forest-nj
Jenny Jump State Forest; Nueva Jersey.
bear-mountain-state-park-ny
Bear Mountain State Park; Nueva York.
freetown-fall-river-state-forest-mass
Freetown- Fall River State Forest; Massachusetts.
elk-neck-state-forest-maryland
Elk Neck State Forest; Maryland.

La ecorregión limita hacia el oriente por el Océano Atlántico. Hacia el norte, transiciona hacia los bosques acadianos y de Nueva Inglaterra, los cuales cubren la mayor parte del norte y las zonas extra costeras de Nueva Inglaterra. Hacia el oeste, la ecorregión se transforma en los bosques mesofíticos mixtos de Apalachia. Hacia el sur yacen los bosques mixtos de roble-hicoria-pino del sureste y los bosques costeros del Atlántico Medio. La ecorregión rodea a los pinares costeros atlánticos, los cuales cubren porciones del sur de Nueva Jersey, de Long Island y el Cabo Cod del sureste de Massachusetts.

pachaug-state-forest-connecticut
Pachaug State Forest; Connecticut.
cheesequake-state-park-nj
Cheesequake State Park; Nueva Jersey.
hopewell-big-woods-pa
Hopewell Big Woods; Pennsylvania.
harriman-state-park-ny
Harriman State Park; Nueva York.
french-creek-state-park-pa
French Creek State Park; Pennsylvania.

Los huracanes y el fuego moldearon el paisaje clásico novo inglés anterior a la colonización. Los nativos norteamericanos iniciaban la mayoría de los fuegos, una práctica que usaron para manipular la vegetación por alrededor de 9,000 años antes del arribo de los europeos. Los fuegos de Nueva Inglaterra meridional tendieron a crear bosques abiertos que atraían a la vida silvestre, favorecían la cubierta terrestre de plantas palatables y facilitaba tanto el movimiento como una visibilidad incrementada para la caza. Tormentas severas, especialmente en el sur, han creado derrumbes de árboles extensivos que requirieron un siglo o más para recuperarse. Las tormentas de hielo y granizo son una perturbación significativa pero menos obvia en estos bosques caducifolios.

long-pond-ironworks-state-park-nj
Long Pond Ironworks State Park; Nueva Jersey.
shawangunk-mountains-scenic-byway-ny
Shawangunk Mountains Scenic Byway; Nueva York.
white-clay-creek-state-park-delaware
White Clay Creek State Park; Delaware.
wawayanda-state-park-nj
Wawayanda State Park; Nueva Jersey.

El clima en esta región es de una amplia transición desde el subtropical húmedo con lluvias todo el año (Cfa) en el sur de la ecorregión al continental húmedo con lluvias todo el año (Dfa) en el norte, incrementándose así en dicho gradiente latitudinal las diferencias entre el tórrido calor del Verano y el gélido frío invernal. Esta transición también genera heladas tardías en Primavera y brucas alternancias de días muy cálidos con aquellos relativamente fríos en Otoño, con sensaciones térmicas acentuadas debido a la omnipresente y elevada humedad atmosférica.

quercus-rubra
Roble rojo del norte (Quercus rubra).
Castaño americano (Castanea dentata).
Castaño americano (Castanea dentata).
quercus-alba
Roble blanco americano (Quercus alba).
Roble negro del Este (Quercus velutina).
Roble negro del Este (Quercus velutina).

La ecorregión está dominada por bosques de roble de los Apalaches, caracterizados por el roble blanco americano (Quercus alba) y el roble rojo del norte (Q. rubra). Hasta la primera mitad del siglo XX el castaño americano (Castanea dentata) era tan importante ecológicamente  que estos bosques eran conocidos como de la asociación roble-castaño. Una roña del castaño causada por el hongo Endothia parasitica, importada del Asia oriental templada en plántulas de castaños chinos se extendió rápidamente luego de su introducción en 1904, matando a la gran mayoría de los castaños americanos en Nueva Inglaterra en 20 años, y hasta el extremo sur de su distribución original para 1940. Aunque los castaños aún rebrotan profusamente de su sistema de raíces después de más de 70 años, pocos árboles sobreviven lo suficiente para alcanzar el dosel principal de un rodal forestal maduro.

Arce rojo (Acer rubrum).
Arce rojo (Acer rubrum).
Hicoria de nuez amarga (Carya cordiformis).
Hicoria de nuez amarga (Carya cordiformis).
Entre los bosques orientales centrales y septentrionales, uno de los árboles más dominantes y frecuentes en el dosel boscoso es el famoso Arce del azúcar (Acer saccharum), de cuya savia hervida y filtrada se fabrica el sabroso y nutritivo jarabe de arce. Aunque otras especies de arce tienen savia apta para la producción de este producto alimenticio, la fuente más común es ésta especie, cuya existencia sostiene una industria de cientos de millones de dólares en el Sureste canadiense y el Noreste de los Estados Unidos. Existen diversos grados del jarabe de arce que varían tanto por su nivel de azúcares como por sus densidad, reservándose las más dulces y espesas para la industria panificadora y de confitería. (Autor y crédito: mlwalker).
Arce del azúcar (Acer saccharum).
carya-ovata
Hicoria ovada (Carya ovata).

Aquí ocurre una transición de comunidades vegetales desde aquellas de roble y de roble-hicoria en el sur y el oriente hacia aquellas dominadas por maderas duras septentrionales hacia el norte y el oeste. En esta ecorregión muchas especies termófilas de distribución meridional alcanzan su límite boreal, tales como el liquidámbar (Liquidambar styraciflua), el abedúl de río (Betula nigra), el roble rojo del sur (Quercus falcata), el sicómoro americano (Platanus occidentalis), el nogal negro (Juglans nigra) o la morera roja (Morus rubra). En sitios perturbados aparecen especies que sólo se encuentran más al sur en los montes Apalaches como el abedúl de papel (Betula papyrifera) o el álamo temblón (Populus tremuloides). Las comunidades de robles se transforman en comunidades mixtas caducifolias en las pendientes bajas septentrionales y en cañadas. La composición de especies varía ampliamente, y posee elementos tanto de los robledales apalachios como de los bosques de maderas duras norteñas-coníferas, dependiendo del clima local y de las condiciones del suelo.

Haya americana (Fagus grandifolia).
carya-ovalis
Hicoria ovada (Carya ovalis).
fraxinus-americana
Fresno blanco americano (Fraxinus americana).
Tulipero amarillo (Liriodendron tulipifera).
Tulipero amarillo (Liriodendron tulipifera).

Los bosques interiores seco-mésicos de roble del noreste son los más ampliamente distribuidos en la ecorregión, ya que cubren grandes áreas sobre elevaciones bajas y medias, típicamente en terrenos planos o ligeramente ondulados. Originalmente, los principales dominantes eran el roble rojo del  norte (Quercus rubra), el castaño americano (Castanea dentata), el roble blanco americano (Quercus alba) y el roble negro del este (Q. velutina). Otros árboles comúnes incluyen a las hicorias (Carya esp.), el arce rojo (Acer rubrum), arce del azúcar (A. saccharum), fresno blanco americano (Fraxinus americana), tulipero de Virginia (Liriodendron tulipifera), haya americana (Fagus grandifolia), cerezo negro (Prunus serotina), abedúl negro (Betula lenta), manzanillo (Nyssa sylvatica) y olmo americano (Ulmus americana). El cornejo florido (Cornus florida) es un árbol común del estrato inferior.

Manzanillo (Nyssa sylvatica).
Manzanillo (Nyssa sylvatica).
carya-tomentosa
Hicoria de nuez falsa (Carya tomentosa).
Una de las especies más apreciadas por su madera es el nogal negro (Juglans nigra), ya que presenta un bello color negro con vetas en forma de patrones en espiral bien definidos, además de un olor agradable; muy explotado en el siglo XIX para la fabricación de pisos de madera, escalones, cubiertas para muros y cachas para pistolas y rifles, por lo que en la actualidad es relativamente infrecuente. De ritmo de crecimiento moderado y baja tolerancia a la sombra, logra sobrevivir en el dosel de bosques mesofíticos mixtos y de roble-hicoria mediante la secreción de juglón, sustancia alopática que inhibe el crecimiento de sus especies competidoras. Sus nueces son de sabor agradable y explotadas comercialmente, además de muy nutritivas (hasta 40% de carbohidratos, grasas vegetales y minerales). Es de los primeros árboles en cambiar de color durante la temporada otoñal, tornándose desde un tibio color amarillo pálido-verdoso hasta amarillos vibrantes (Fuente de la foto:http://static.panoramio.com/photos/large/20440847.jpg).
Nogal negro (Juglans nigra).
Abedúl dulce (Betula lenta).
Abedúl negro (Betula lenta).
prunus-serotina
Cerezo negro (Prunus serotina).

Los arbustos más comúnes son el viburnum hoja de arce (Viburnum acerifolium), arbusto fragante (Lindera benzoin) y el avellano de la bruja (Hamamelis virginiana). En suelos más arenososo o más ácidos se encuentran el laurel de montaña (Kalmia latifolia), la mora azul (Vaccinium pallidum), el arándano (Gaylussacia baccata) y la azalea de pantano (Rhododendron viscosum).

Roble rojo del Sur (Quercus falcata).
Roble rojo del Sur (Quercus falcata).
carya-glabra
Hicoria porcina (Carya glabra).
sassafras-albidum
Sassafras americano (Sassafras albidum).
liquidambar-styraciflua
Liquidámbar (Liquidambar styraciflua).
ulmus-americana
Olmo americano (Ulmus americana).

Los bosques de falso abeto-maderas duras septentrionales aparecen en cuencas profundas, llanuras húmedas y cañadas. Están compuestas por una mezcla predominante de arce del azúcar, abedúl amarillo (Betula alleghaniensis) y haya americana, con una presencia menor de falso abeto del Canadá (Tsuga canadensis) o pino blanco del este (Pinus strobus). Otros árboles usuales son los robles (básicamente rojos del norte y blancos americanos), tuliperos de Virginia, cerezos negros y abedules negros. En el noreste, el pinabete rojo (Picea rubens) puede ser un asociado menor del estrato superior.

cornus-florida
Cornejo florido (Cornus florida).
lindera-benzoin
Lindera benzoin.
Avellano de bruja (Hamammelis virginiana).
Avellano de bruja (Hamammelis virginiana).
Viburnum acerifolium
Viburnum hoja de arce (Viburnum acerifolium).

Los bosques secos de roble-pino de los Apalaches centrales aparecen en suelos poco húmedos sobre suelos arenosos o de migajón. Una mezcla de robles y de pinos dominan el dosel, típicamente de roble castaño (Quercus prinus), pino de Virginia (Pinus virginiana) y pino blanco del este (Pinus strobus), pero a veces aparecen robles blancos (Quercus alba) o escarlatas (Q. coccinea). Las diversas cantidades de robles y de pinos resultan en bosques de roble, bosques mixtos de pino-roble o pequeños bosques de pino. Los arbustos incluyen a la mora azul (Vaccinium pallidum), arándano (Gaylussacia baccata) y laurel de montaña (Kalmia latifolia) son comúnes en el estrato bajo, y pueden formar una cubierta arbustiva densa.

Mora azul (Vaccinium pallidum).
Mora azul (Vaccinium pallidum).
Kalmia latifolia
Laurel de montaña (Kalmia latifolia).
Gaylussacia baccata
Gaylussacia baccata.
Azalea de pantano (Rhododendron viscosum).
Azalea de pantano (Rhododendron viscosum).

Las florestas  rocosas de pino-roble de los Apalaches centrales se encuentran en colinas de baja altitud, salientes y pendientes rocosas, y poseen un  aspecto abierto o disjunto. El pino de tea (Pinus rigida) y el pino de Virginia (Pinus virginiana) son comúnes dentro de sus respectivos rangos de distribución. Estos pinos están mezclados frecuentemente con robles típicos de suelos secos tales como el roble castaño (Quercus prinus), roble chaparro (Q. ilicifolia), roble rojo del norte (Q. rubra) y roble escarlata (Q. coccinea). Se pueden hallar numerosos rebrotes de castaños americanos. En el noreste son importantes el cedro rojo del este (Juniperus virginiana) y el palofierro (Ostrya virginiana). En el estrato bajo algunas áreas tienen una capa arbustiva de ericáceas bien desarrollada, otras una de gramíneas; ésta última es particularmente comun bajo los árboles deciduos como los robles.

Fagus grandifolia
Haya americana (Fagus grandifolia).
Los arces del azúcar (Acer saccharum) exhiben colores otoñales que van del amarillo intenso al rojo fluorescente, pasando por el dorado y el anaranjado, siendo estos dos últimos los tonos más comunes. Uno de los pocos arces en el Mundo que se comporta como dominante en su ecosistema nativo, presenta una dinámica de sucesión interesante en los bosques de haya-arce del Medio Oeste: Mientras las hayas dominen el estrato arbóreo superior, los retoños y plántulas de arce del azúcar pueden medrar mejor que los del haya con la poca luz existente en el suelo, y eventualmente asumen el dominio en las copas más altas; una vez en este punto, la sombra que producen las hojas del arce, más fuerte aún que la de las hayas, promueve la regeneración de estas últimas al ser más tolerantes a la sombra, con lo que el ciclo se repite indefinidamente bajo condiciones estables de clima. Ejemplar en The Edge of Appalachia Preserve, Ohio. (Fuente de la foto: http://3.bp.blogspot.com/-iIpKtrhMTe0/TjjHxZkd_pI/AAAAAAAABhQ/Im7gUHMoGjk/s1600/sugar-maple.jpg; Credito: A.L. Gibson).
Arce del azúcar (Acer saccharum).
Abedúl amarillo (Betula alleghaniensis).
Abedúl amarillo (Betula alleghaniensis).
Falso abeto del Canadá (Tsuga canadensis).
Falso abeto del Canadá (Tsuga canadensis).

Las marismas aparecen allí donde el agua estancada está presente la mayor parte del año. El junco común (Phragmites australis) y colas de gato (Typha esp.) son frecuentemente abundantes. Los pantanos y las planicies inundables aparecen e n donde el agua estancada está presente sólo en algunas partes del año. El arce rojo es un árbol corriente, y puede aparecer con manzanillo de pantano, fresno blanco, sicómoro americano, olmo americano, roble de las marismas (Quercus palustris), roble blanco de los pantanos (Q. bicolor), y arce plateado (Acer saccharinum).

Roble rojo del Norte (Quercus rubra).
Roble rojo del Norte (Quercus rubra).
Pino blanco del Este (Pinus strobus).
Pino blanco del Este (Pinus strobus).
Roble blanco americano (Quercus alba), una de las especies más extendidas por todo el Este norteamericano, y especie arbórea clave en el ecosistema debido a su gran producción anual de bellotas, que proporcionan alimento a un buen número de insectos, mamíferos y aves. Alcanza su máximo desarrollo en suelos mésicos (de humedad media), con sustrato mixto arena-arcilla y abundante materia orgánica; su capacidad de sobrevivir suprimido bajo intensa sombra durante 90 años, así como de crecer rápidamente cuando se abre una brecha en el dosel boscoso le permiten alcanzar frecuentemente el techo arbóreo y dominar tanto en rodales puros como en bosques mixtos con robles, hicorias, falsos abetos del Canadá, pinos, arces del azúcar o hayas americanas. Se conocen ejemplares de hasta 600 años de edad.
Roble blanco americano (Quercus alba).
 Pinabete rojo (Picea rubens).
Pinabete rojo (Picea rubens).
Hicoria shellbark (Carya laciniosa).
Hicoria shellbark (Carya laciniosa).

Los bosques costeros nororientales son relativamente ricos en biodiversidad, con más de 750 especies vegetales y siete endémicas, teniendo sus bosques maduros una media de 10-12 especies arbóreas por hectárea (intermedia entre los 20-25 de los bosques mesofíticos mixtos de Apalachia, los 12-15 de los bosques mixtos de roble-hicoria-pino del sureste, y los 5-6 de los bosques de los Grandes Lagos occidentales y meridionales). De las 18 ecorregiones en Norteamérica clasificadas como bosques templados caducifolios y mixtos, los bosques costeros nororientales son séptimos en términos de riqueza y endemismo florísticos, y primeros en riqueza de avifauna con más de 250 especies. La región mantiene también numerosas especies de mariposas. La región incluye parte de la bahía de Delaware, un corredor migratorio a gran escala y zona de alimentación de aves canoras y  marítimas, en donde se alimentan de huevos de cangrejos herradura. La ecorregión incluye una gran porción del rango de la amenazada tortuga de pantano (Clemmys muhlenbergii).

Otro relicto de la era Terciaria lo constituye el Liriodendro o tulipero de Virginia (Liriodendron tulipifera), conocido como uno de los árboles más altos de la mitad Este de América del Norte (alcanza fácilmente alturas de hasta 50 metros). De la misma familia que las magnolias (Magnoliaceae), crece mejor en suelos fértiles y con materia orgánica de buena profundidad en bosques mixtos, y coloniza rápidamente áreas perturbadas y claros del bosque debido a su rápida tasa de crecimiento (hasta 20 centímetros en un solo año), lo que le permite subsistir en bosques maduros pese a su baja tolerancia a la umbría (sombra).
Tulipero de Virginia (Liriodendron tulipifera).
Prunus serotina
Cerezo negro (Prunus serotina).
Betula lenta, una especie de abedul cuya presencia caracteriza al bosque mesofítico mixto de la región de los Apalaches, así como lo que pudieron haber sido los valles cerrados y protegidos en donde se guareció la flora Arctoterciaria norteamericana durante las glaciaciones del Cuaternario. Es un dominante de los Apalaches del norte, además de aquellos de las cimas más altas, denominados "bosques mixtos septentrionales de maderas duras". Autor: Adrian Thomale. Fuente: https://commons.wikimedia.org/wiki/Category:Betula_lenta#/media/File:Betula_lenta_Liliental_01.jpg
Abedúl negro (Betula lenta).
´Álamo temblón (Populus tremuloides).
´Álamo temblón (Populus tremuloides).
Betula papyrifera.
Abedúl de papel (Betula papyrifera).

La expansión suburbana ha resultado en la pérdida de más del 98%  del hábitat natural de la ecorregión. El hábitat remanente está limitado a fragmentos de tierra degradada. Los bosques costeros nororientales fueron los primeros los primeros bosques templados deciduos del continente en sufrir la presión de la tala masiva, y pueden  volver a sentir el hacha del leñador a medida que vuelven sus ojos hacia ellos mientras que los bosques occidentales se ven agotados.

Roble castaño (Quercus prinus).
Roble castaño (Quercus prinus).
Pino de Virginia (Pinus virginiana).
Pino de Virginia (Pinus virginiana).
Roble blanco americano (Quercus alba).
Roble blanco americano (Quercus alba).
Pino blanco del Este (Pinus strobus).
Pino blanco del Este (Pinus strobus).
Roble escarlata (Quercus coccinea).
Roble escarlata (Quercus coccinea).

Los bosques costeros nororientales están separados de los  bosques mixtos de Acadia y Nueva Inglaterra hacia el norte por la vegetación y la elevación. Dicha última ecorregión está dominada por una mezcla de coníferas y de maderas duras, y aparece en las montañas en vez de en la planicie costera. Se diferencia de los bosques mixtos mesofítiucos de los Apalaches por una menor biodiversidad y la falta de especies indicadoras mesofíticas como el falso castaño amarillo, el tilo blanco, las campanas de plata o las magnolias; por otra parte, se distingue de los bosques costeros del Atlántico medio y de los bosques mixtos de roble-hicoria-pino del sureste por la dominancia de plano caducifolias de tierras altas y una presencia más abundante original del castaño americano.

Roble rojo del Norte (Quercus rubra).
Pino de tea (Pinus rigida).
Pino de tea (Pinus rigida).
Roble chaparro (Quercus ilicifolia).
Roble chaparro (Quercus ilicifolia).
Cedro rojo del este (Juniperus virginiana).
Cedro rojo del este (Juniperus virginiana).
Palo fierro (Ostrya virginiana).
Palo fierro (Ostrya virginiana).

El desarrollo urbano es la mayor amenaza a esta región, y puede alterarla significativamente en al menos el 25% del hábitat remanente durante los isguientes 20 años. La flora nativa experimenta una mortalidad significativa debido a la erosión de las costas, la introducción de plantas exóticas y la sobre explotación de los recursos naturales. La recolección de orquídeas silvestres y de reptiles significa una amenaza para algunas especies, y el uso recreacional de las frágiles costas constituye una amenaza mayor a la vida salvaje de esta ecorregión.

Sicómoro americano (Platanus occidentalis).
Sicómoro americano (Platanus occidentalis).
Roble de pantano (Quercus palustris).
Roble de pantano (Quercus palustris).
Abedúl de río (Betula nigra).
Abedúl de río (Betula nigra).
Roble blanco de pantano (Quercus bicolor).
Roble blanco de pantano (Quercus bicolor).
Arce plateado (Acer saccharinum).
Arce plateado (Acer saccharinum).
Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. gatinha87 dice:

    Muy buen tema, la descripción de un bosque con todo y su transición así como su descripción. Las fotos ni se diga, son de ensueño, dan ganas de perderse ahí. Me llamó la atención una foto de un pastizal a lado de un bosque otoñal, se ve mágico, me encanta. Llama la atención también que dependiendo los suelos cambia la vegetación y los frutos, por ejemplo , en los suelos ácidos se dan frutos agridulces como el arándano. Muy buen dato, gracias.

    Le gusta a 1 persona

    1. oreomunnea dice:

      Gracias mil a ti compañera, en verdad que son paisajes bellisimos qu e conjugan la vegetación del norte con influencias de plantas amantes del calor del verano procedentes de los Apalaches del sur; ello, y la gran diversidad de suelos hacen de esta ecorregión una de las mas diversas en su tipó en todo el continente, una vez mas millones de saludos y abraxos amiga Gatinha.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s