Monte Argentino

Hola a todos mis lectores y bienvenidos a este nuevo recorrido por las ecorregiones del mundo; hoy nos toca visitar una singular zona árida americana llena de planicies de matorrales xerofíticos, impresionantes formaciones rocosas rojizas calcinándose al sol, y valles con una abundantísima flora de cactáceas reminiscentes en su fisonomía a regiones desérticas norteamericanas en Sonora, Arizona, Nuevo México o Chihuahua; me refiero a el Monte Argentino, una de las ecorregiones menos perturbadas por la mano del hombre en el Cono Sur sudamericano, a pesar de su bien ganada fama como productor de cultivos mediterráneos como la vid, los albaricoques, los higos, las almendras o los melocotones.

Ubicación geográfica del Monte Argentino.
Ubicación geográfica del Monte Argentino.
Monte Argentino en la provincia de Tucumán.
Monte Argentino en la provincia de Tucumán.
Parque Nacional Los Cardones, provincia de Salta.
Parque Nacional Los Cardones, provincia de Salta.
Malargue, provincia de Mendoza. (Autor y crédito: Nicolás Valenzulea).
Malargue, provincia de Mendoza. (Autor y crédito: Nicolás Valenzulea).
Parque Nacional Lihué Calel, provincia de La Pampa.
Parque Nacional Lihué Calel, provincia de La Pampa.

El Monte Argentino está ubicado en el centro-norte de la Argentina, extendiéndose a lo largo de las laderas orientales de los Andes hasta alcanzar hacia el sur la estepa patagónica, y hacia oriente hacia el Océano Atlántico; Aquí son comunes los matorrales espinosos y los pastizales secos, mientras que existen numerosos sistemas ribereños que crean bosques de galería poco densos. Hacia el oeste, el monte transiciona hacia la estepa andina meridional a medida que se incrementa la elevación. Hacia el oriente del río Colorado, el monte se transforma en las pampas semiáridas. La ecorregión del Monte es uno de los mayores biomas áridos de la Argentina, y tanto su flora como su fauna es una mezcla de elementos cercanos a la Provincia Fitogeográfica Chaqueña (especialmente hacia el norte y noreste) y de elementos patagónicos, los cuales son más comúnes hacia el centro y el suroeste del Monte Argentino.

Monte Argentino en la provincia de San Luís.
Monte Argentino en la provincia de San Luís.
Reserva de la Biósfera Provincial de Nacuñán, provincia de Mendoza.
Reserva de la Biósfera Provincial de Nacuñán, provincia de Mendoza.
Monte en la provincia de Neuquén.
Monte en la provincia de Neuquén.
Reserva Provincial de San Guillermo, provincia de San Juan.
Reserva Provincial de San Guillermo, provincia de San Juan.
Parque Nacional Talampaya, provincia de La Rioja.
Parque Nacional Talampaya, provincia de La Rioja.

Ésta ecorregión está restringida a la región pre andina de la Argentina occidental, y va desde la provincia de Salta (24° 35′ de latitud sur) hasta la provincia de Chubut (44° 20′ de latitud sur). Se extiende de los 62° 54′ S sobre la costa atlántica argentina hasta los 69° 50′ S sobre los 2,800 metros sobre el nivel del mar (msnm). Es un desierto cálido de herbáceas y arbustivas bajas ubicado entre las ecorregiones de la Puna, la estepa de Patagonia y las sabanas subtropicales del Chaco. El clima es templado – árido con muy bajas precipitaciones (entre 80 y 250 mm promedio al año). Las regiones eptentrionales y centrales del Monte reciben lluvias en verano, pero en el sur es más frío, y las lluvias están bien distribuidas a lo largo del año.

Jarilla macho (Larrea cuneifolia). (Autor y crédito: man77).
Jarilla macho (Larrea cuneifolia). (Autor y crédito: man77).
Matasebos (Montea aphyla).
Matasebos (Montea aphyla).
Penca (Opuntia sulphurea). (Autor y crédito: Micah Macallen).
Penca (Opuntia sulphurea). (Autor y crédito: Micah Macallen).
Retamo (Bulnesia retama).
Retamo (Bulnesia retama).

Como provincia fitogeográfica, el Monte ocupa una gran parte del oeste argentino en forma de diagonal, que cubre el valle del río Santa María en su zona sur, dentro de la provincia de Salta; el occidente de la provincia de Tucumán, el centro de Catamarca y  La Rioja; el centro-oeste de la provincia de San Juan; el oriente de las de Mendoza y Neuquén; occidente de San Luís; el centro-oeste y el oeste de la provincia de La Pampa; una buena parte del centro y el oriente de Río Negro; el extremo sur de la provincia de Buenos Aires y el noreste de Chubut, en donde toca las costas del Atlántico meridional.

Jarilla crespa (Larrea nitida).
Jarilla crespa (Larrea nitida).
Traicionera (Cylindropuntia tunicata).
Traicionera (Cylindropuntia tunicata).
Quilembay (Chuquiraga avellanedae).
Quilembay (Chuquiraga avellanedae).
Ppiquillín (Condalia microphylla).
Ppiquillín (Condalia microphylla).

Los suelos son diversos, alternándose los arenosos, profundos, muy permeables que dominan en los valles, en donde también se hallan suelos de combinación arena-arcilla, o bien aquellos con un pH elevado, alcalino, con altos grados de salinidad y de base superior o baja – superior pedregosa; la mayor parte de los suelos califican como aridisoles, tierras rojas o amarillentas de muy baja humedad, poca retención superficial de la misma y escasa formación de materia orgánica, con amplios depósitos de mantos freáticos profundos debido al percolamiento de las escasas lluvias. Los paisajes son una extensa sucesión de altiplanicies, mesetas escalonadas, terrazas de grandes ríos, llanuras aluviales, depresiones de salinas o aguas salobres y sierras bajas, semejantes al suroeste de los Estados Unidos o el norte de México, aunque con una notable ausencia de profundas barrancas, hondos cañones y cañadas. Los principales ríos d e la ecorregión  son el Desaguadero, el Colorado, el Negro y el Chubut.

Huevo de indio (Tephrocactus articulatus). (Autor y crédito: Stan Shebs).
Huevo de indio (Tephrocactus articulatus). (Autor y crédito: Stan Shebs).
Chilladora (Chuquiraga erinacea).
Chilladora (Chuquiraga erinacea).
Copana (Maihueniopsis glomerata).
Copana (Maihueniopsis glomerata).
Algarrobillo (Prosopidastrum globosum).
Algarrobillo (Prosopidastrum globosum).

El clima es árido muy caluroso (Bwa en la clasificación de Köeppen) en la porción norte del Monte, mientras que el sur es de tipo estepario semiárido (Bsa). La temperatura media va de los 17.5° C en el norte (comparable al desierto chihuahuense) a 13.4° C (similar a la del desierto frío de la Gran Cuenca en  Utah y Nevada) en el sur. Las máximas anuales pueden llegar a los 43.8° C, mientras que las mínimas bajan hasta los -13° C. Debido a la lejanía con respecto a la influencia reguladora del Atlántico, la continentalidad y el carácter de zona árida con bajo nivel de cubierta vegetal que retenga la humedad y el calor, las diferencias térmicas entre el día y la noche son  muy pronunciadas.

Cardoncito (Cereus aethiops).
Cardoncito (Cereus aethiops).
Llaollín (Lycium chilense).
Llaollín (Lycium chilense).
Penca rubia (Echinopsis mirabilis).
Penca rubia (Echinopsis mirabilis).
Monte negro (Bougainvillea spinosa).
Monte negro (Bougainvillea spinosa).

Las lluvias, aunque con una media de 300 mm por año, pueden ser tan bajas como de sólo 80 mm anuales como media, llegando en algunos valles de la provincia de San Juan a los 30 mm. Son de tipo estacional, concentradas en verano en la mitad septentrional del Monte, mientras que se presentan de una forma más uniforme en la mitad sur de la ecorregión, aunque con una tendencia a ser más conspicuas en la primavera y el invierno; de todas formas el déficit hídrico es muy marcado en toda la región y a lo largo del año.

Cardo palmado (Opuntia monacantha).
Cardo palmado (Opuntia monacantha).
Chañar (Geoffroea decorticans). (Autor y crédito: abestrobi).
Chañar (Geoffroea decorticans). (Autor y crédito: abestrobi).
Quisco (Echinopsis leucantha).
Quisco (Echinopsis leucantha).
Crucita (Tricomaria usillo).
Crucita (Tricomaria usillo).

El anticiclón del océano Atlántico genera vientos de los cuadrantes norte y noreste, en tanto que el anticiclón del océano Pacífico es responsable de los provenientes de los cuadrantes sur y suroeste. Las temperaturas medias anuales son del orden de 10 a 14 °C. Las amplitudes térmicas son marcadas. El tipo climático característico de este distrito fitogeográfico es el “Desértico Pampeano”.

Pasakana (Echinopsis formosa).
Pasakana (Echinopsis formosa).
Jara amarilla (Baccharis salicifolia).
Jara amarilla (Baccharis salicifolia).
Gatito (Maihueniopsis ovata).
Gatito (Maihueniopsis ovata).
Mata negra (Brachyclados lycioides).
Mata negra (Brachyclados lycioides).

La vegetación dominante de esta ecorregión es la de los matorrales, los cuales pueden ser densos o muy abiertos; la estepa está formada por arbustos resinosos siemrpe verdes dominados por representantes de la familia Zygophyllaceae, muy comunes y elementos dominantes a lo largo de los desiertos cálidos del Mundo, con especies del género Larrea (jarillas), Bulnesia (retamos) y Plectocarpa (mancapotrillos); ellos se asocian a matasebos (Montea aphyla), montes negros (Bougainvillea spinosa) y algarrobos (Prosopis esp).

Cardón (Echinopsis atacamensis).
Cardón (Echinopsis atacamensis).
Brusquilla (Discaria longispina).
Brusquilla (Discaria longispina).
Tunlla (Tunilla corrugata).
Tunilla (Tunilla corrugata).
Alpataco (Prosopis alpataco). (Autor y crédito: man77).
Alpataco (Prosopis alpataco). (Autor y crédito: man77).

Otros tipos de vegetación son el matorral cactáceo, florestas abiertas xerófitas, asociaciones rocosas, asociaciones halofíticas (sobre suelos salinos) y asociaciones samófilas (sobre suelos arenosos). Las cactáceas (como aquellas de los géneros Trichocereus y Cereus), y las Bromeliáceas (géneros Dyckia, Deuterochia y Tillandsia) son más abundantes en la parte septentrional del Monte. Existen numerosas especies herbáceas que aparecen después de las lluvias, tales como la flor de seda (Portulaca grandiflora), írises silvestres, lilas y algunos pastos; los árboles de mezquite o algarrobo (Prosopis esp.) forman bosquetes de galería al borde de los ríos, o bien donde existe agua subterránea disponible todo el año.

Pyrrhocactus strausianus.
Pyrrhocactus strausianus.
Pichanilla (Senna aphylla).
Pichanilla (Senna aphylla).
Antorcha plateada (Cleistocactus smaragdiflorus).
Antorcha plateada (Cleistocactus smaragdiflorus).
Tramontana (Ephedra breana).
Tramontana (Ephedra breana).

Esta Provincia fitogeográfica se caracteriza por presentar estepas arbustivas xerófilas dominadas por Zigofiláceas y especies del género Prosopis de tamaño reducido. También, se encuentran comunidades edáficas halófilas (que gustan de los suelos salinos), sammófilas (que gustan de los suelos arenosos), y en algunas áreas con napas freáticas poco profundas se presentan bosques de algarrobos, o bosques marginales de sauces relacionados con los grandes ríos. Las cactáceas abundan en el norte, y van disminuyendo en cantidad y número de especies a medida que aumenta la latitud, y por lo tanto, disminuye la temperatura.

Penca corralito (Denmoza rhodacantha).
Penca corralito (Denmoza rhodacantha).
Brea (Parkinsonia praecox). (Autor y crédito: arianza1).
Brea (Parkinsonia praecox). (Autor y crédito: arianza1).
Huevo de indio (Tephrocactus aoracanthus).
Huevo de indio (Tephrocactus aoracanthus).
Atamisqui (Capparis atamisquea).
Atamisqui (Capparis atamisquea).
Algarrobo (Prosopis globosa).
Algarrobo (Prosopis globosa).

Dominan absolutamente las plantas de características xerófilas con abundantes especies áfilas (es decir, que no tienen hojas), de órganos aéreos efímeros, anuales de ciclo breve, etc. Se presentan en cuatro tipos: efemerófitos (que transcurren en forma de semilla la parte más desfavorable del año), geofítos (que pasa la parte desfavorable del año en forma de bulbo, rizoma, tubérculo o raíces reservantes), suculentas (aquellas en las que un órgano o parte se ha modificado para guardar grandes cantidades de agua, mucho mayores que en el resto de la planta), y perennes no suculentas.

Pyrrhocactus pachacoensis.
Pyrrhocactus pachacoensis.
Chilca (Eupatorium bunifolium).
Chilca (Eupatorium bunifolium).
Echinopsis strigosa.
Echinopsis strigosa.
Retortuño (Prosopis strombulifera).
Retortuño (Prosopis strombulifera).

El jarillal es la comunidad  vegetal más característica de la ecorregión del Monte, y se desarrolla en bolsones sobre planicies de suelos arenosos o rocosos – arenosos; la jarilla macho (Larrea cuneifolia) coloniza las partes más calientes y secas del Monte, mientras que la jarilla hembra (Larrea divaricata) sólo puede crecer como una especie riparia (a lo largo de los ríos); la jarilla rastrera (Larrea ameghinoi) crece en sitios tendientes a inundarse periódicamente sobre el sur de la ecorregión (Neuquén, Río Negro y Chubut), y la jarilla crespa (Larrea nitida) crece en los fríos ambientes meridionales de la ecorregión, así como en las pendientes de los Andes. Además, hay diferentes comunidades climax de tipo edáfico tales como florestas de algarrobos (Prosopis esp.), matorrales de chilca (Baccharis salicifolia) y de pájaro bobo (Tessaria dodonaefolia) en lugares húmedos; matorrales de zampa (Atriplex esp.) en suelos arcillosos, así como de vidriera (Suaeda divaricata) y jume negro (Allenrolfea vaginata).

Unquillo (Poa ligularis).
Unquillo (Poa ligularis).
Onagra (Oenothera odorata).
Onagra (Oenothera odorata).
Paja brava (Stipa ichu).
Paja brava (Stipa ichu).
Botón de oro (Grindelia chiloensis).
Botón de oro (Grindelia chiloensis).

Las diversas especies de jarilla en esta ecorregión están cercanamente emparentadas con la gobernadora (Larrea tridentata), especie arbustiva dominante dentro de las zonas áridas mexicanas neárticas; la mayor variedad y adaptabilidad ecológica de las especies sudamericanas, y su prevalencia dentro de las comunidades vegetales del Monte indican fuertemente  un centro de origen dentro de esta ecorregión árida conosureña, y su probable difusión hacia el norte a través de la cordillera de los Andes debió darse bajo un periodo climático de máxima expansión de las zonas áridas que tuvo de ocurrir, cuando muy tarde, apenas hace 3 millones de años, una vez que el istmo centroamericano hizo posible el intercambio físico de la biota de Sudamérica con la de América del Norte.

Palo azul (Cyclolepis genistoides).
Palo azul (Cyclolepis genistoides).
Pasto salado (Distichlis scoparia).
Pelo de chancho (Distichlis scoparia).
Vidriera (Allenrolfea vaginatus).
Vidriera (Allenrolfea vaginatus).
Paja voladora (Panicum urvilleanum).
Paja voladora (Panicum urvilleanum).

Además de las jarillas, el climax vegetal general en el Monte se compone de retamo, una colección de plantas en los géneros Bulnesia, Zygophyllum, Spartium y Diostea, los cuales constituyen estepas arbustivas al lado de las jarillas. Entre el resto de las especies dominantes climax de esta ecorregión se encuentran el quilembay (Chuquiraga avellanedae), la chilladora (Chuquiraga erinacea), el piquillín (Condalia microphylla), el algarrobillo (Prosopidastrum globosum), el llaollín (Lycium chilense), y el monte negro (Bougainvillea spinosa),gramíneas cortas de los géneros Poa y Stipa; arbolillos y arbustos como el chañar (Geoffroea decorticans), la lata (Mimozyganthus carinatus), la crucita (Tricomaria usillo), la jara amarilla (Baccharis salicifolia) y la mata negra (Brachyclados lycioides); las cactáceas son abundantes en el jarillal, e incluyen al cardoncito (Cereus aethiops), diversas especies de manca caballos (Echinopsis esp.), la penca (Opuntia sulphurea), la penca rubia (Echinopsis mirabilis), el huevo de indio (Tephrocactus articulatus) y la traicionera (Cylindropuntia tunicata).

Charcao (Senecio filaginoides).
Charcao (Senecio filaginoides).
Falso tomillo (Frankenia patagonica).
Falso tomillo (Frankenia patagonica).
Salicornia (Sarcocornia perennis).
Salicornia (Sarcocornia perennis).
Apen (Heterostachys ritteriana).
Apen (Heterostachys ritteriana).

Otras herbáceas y arbustivas significativas son la brusquilla (Discaria longispina), algarrobos arbustivos como el alpataco (Prosopis alpataco), el retortuño (Prosopis strombulifera) o Prosopis globosa; el retamo (Bulnesia retama), la pichanilla (Senna aphylla), la tramontana (Ephedra breana), ajenjo salvaje (Seriphidium mendozanum), la cola de león (Lampayo schickendantzii), la brea (Parkinsonia praecox), atamisqui (Capparis atamisquea), la mata sebo (Monttea aphylla), jaboncillo (Verbena ligustrina), la chilca (Eupatorium bunifolium), botón de oro (Grindelia chiloensis), onagra (Oenothera odorata), la verbena blanca (Glandularia platensis), Oxalis viscosisima y Petunia axillaris.

Zampa crespa (Atriplex sagittifolia).
Zampa crespa (Atriplex sagittifolia).
Falsa jarilla (Zuccagnia punctata).
Falsa jarilla (Zuccagnia punctata).
Zampa común (Atriplex lampa). (Autor y crédito: Dick culbert).
Zampa común (Atriplex lampa). (Autor y crédito: Dick culbert).
Olivillo (Hyalis argentea).
Olivillo (Hyalis argentea).

La vegetación de suelos salinos o halófila está compuesta por una estepa arbustiva de plantas altamente tolerantes a las sales minerales del terreno, como el palo azul (Cyclolepis genistoides), la vidriera (Allenrolfea vaginatus), pelo de  chancho (Distichlis scoparia), el charcao (Senecio filaginoides), el falso tomillo (Frankenia patagonica), la salicornia (Sarcocornia perennis), apen (Heterostachys olivascensH. ritteriana), zampa crespa (Atriplex sagittifolia), zampa común (Atriplex lampa), jume negro (Allenrolfea patagonica), y la vidriera (Suaeda divaricata).

Unquillo (Sporobolus rigens).
Unquillo (Sporobolus rigens).
Manca caballos (Echinopsis candicans). (Autor y crédito: Lucas Burgos).
Manca caballos (Echinopsis candicans). (Autor y crédito: Lucas Burgos).
Brachystele dilatata.
Brachystele dilatata.
Margarita de la sierra (Gaillardia cabrerae).
Margarita de la sierra (Gaillardia cabrerae).

La vegetación sammófila, amante de dunas, médanos y otros sitios de sustrato arenoso, se encuentra caracterizada por herbáceas resistentes a la sequedad como el unquillo (Sporobolus rigens), el olivillo (Hyalis argentea), paja voladora o tupe (Panicum urvilleanum), y botón de oro (Grindelia chiloensis).

Wigginsia erecta. (Autor y crédito: Hernán Tolosa).
Wigginsia erecta. (Autor y crédito: Hernán Tolosa).
Adiantun chilense.
Adiantun chilense.
Pellaea ternifolia.
Pellaea ternifolia.
Gomphrena colocasana. (Autor y crédito: Julio Domínguez).)
Gomphrena colocasana. (Autor y crédito: Julio Domínguez).

La vegetación riparia se da a la orilla de los ríos, en pantanos, valles inundables o sobre mantos freáticos permanentes, generalmente por debajo de valles arenosos que garantizan el filtrado hacia el subsuelo de las escasas lluvias de la región; está compuesta por árboles bajos que no pueden prosperar sin agua constante, como el sauce criollo (Salix humboldtiana), el algarrobo dulce (Prosopis flexuosa), el algarrobo chileno (Prosopis chilensis), el viscote (Acacia visco), la tala (Celtis ehrenbergiana), el molle (Schinus fasciculatus) y la sombra de toro (Jodina rhombifolia).

Gymnocalycium gibbosum.
Gymnocalycium gibbosum.
Tillandsia gilliesii.
Tillandsia gilliesii.
Chica (Ramorinoa girolae).
Chica (Ramorinoa girolae).
Tillandsia bryoides.
Tillandsia bryoides.

La flora dominante de los terrenos rocosos es muy variada, e incluye a arbustos, cactáceas, helechos, orquídeas y epifitas, entre las especies vegetales más comúnes aquí están: Brachystele dilatataAdesmia lihuelensis, margarita de la sierra (Gaillardia cabrerae), Cheilanthes buchtienti, Adiantun chilense, Pellaea ternifolia, Cheilanthes micropteris, Gomphrena colocasana, manca caballos (Echinopsis candicans), Wigginsia erecta, Gymnocalycum gibosum, Tillandsia gilliesii, Tillandsia bryoides, y chica (Ramorinoa girolae).

Pappostipa chrysophylla.
Pappostipa chrysophylla.
Maihueniopsis darwinii.
Maihueniopsis darwinii.
Esparto (Nassella tenuissima).
Esparto (Nassella tenuissima).
Pterocactus tuberosus.
Pterocactus tuberosus.
Pachana (Psila spartioides).
Pachana (Psila spartioides).

La ecorregión del Monte fue un ambiente importante para la evolución de varias formas de vida templadas del continente. El gran endemismo de la región es una consecuencia de la evolución en áreas aisladas desde el Oligoceno. Esta ecorregión tiene numerosas especies endémicas de flora y fauna. Entre las plantas, podemos mencionar a la chica (Romorinoa girolae), rosetilla (Gomprhena colosacana var andersonii) del Parque Nacional Sierra de las Quijadas, y de especies con una distribución limitada en la Argentina como la verdolaga (Halophytum ameghinoi), un pasto carnoso que crece en pantanos. La fauna entomológica  es bastante bien conocida de las partes septentrionales del Monte, en donde hay una alta proporción de géneros endémicos (10% del total)  y de especies (35%) que pertenecen a distintas familias.

Coirón (Pappostipa vaginata).
Coirón (Pappostipa vaginata).
Jarilla rastrera (Larrea ameghinoi).
Jarilla rastrera (Larrea ameghinoi).
Chupasangre (Maihuenia patagonica).
Chupasangre (Maihuenia patagonica).
Solupe negro (Neosparton aphyllum).
Solupe negro (Neosparton aphyllum).
Coirón plumoso (Jarava neaei).
Coirón plumoso (Jarava neaei).

La fauna mamífera más caracterísitca del Monte es la de los Desdentados (superórden Xenathra)  como el quirquincho chico o el piche llorón (Chaetophractus vellerosus), el pichiciego o armadillo hada (Chlamyphorus tuncatus), el más pequeño de entre todos los armadillos vivientes , además de a carnívoros como el puma (Felis concolor), el zorro gris chico (Pseudalopex griseus), zorrino chico (Conepatus castaneus), y el huroncito or hurón chico (Lyncodon patagonicus); los herbívoros incluyen a ungulados como el guanaco (Lama guanicoe) y a roedores como el cuis chico (Microcavia australis), y la mara (Dolichotis esp). La rata vizcacha roja (Tympanoctomys barrerae) y el pichiciego son mamíferos endémicos a esta ecorregión, y están clasificados como espcies vulnerables. Algunas otras especies críticamente amenazadas o vulnerables encontradas en el Monte Argentino son el tuco-tuco de Guaymallén (Ctenomys validus), la vizcacha del monte (Octomys mimax), el pericote (Andalgalomys roigi), la laucha salinera (Salinomys delicatus), la mara y el guanaco.

Jarilla hembra (Larrea divaricata).
Jarilla hembra (Larrea divaricata).
Junco espinoso (Juncus acutus).
Junco espinoso (Juncus acutus).
Algarrobo dulce (Prosopis flexuosa).
Algarrobo dulce (Prosopis flexuosa).
Viscote (Acacia visco).
Viscote (Acacia visco).

Las aves incluyen a la copetona o martineta común (Eudromia elegans), monterita canela (Poospiza ornata), inambú pálido o petiso (Nothrura darwinii), loro barranquero (Cyanoliseus patagonus), y otros. Algunas aves amenazadas son el halcón peregrino (Falco peregrinus) y el águila coronada (Harpyhaliaetus coronatus). También existen especies reptilianas amenazadas que habitan el Monte como la tortuga de tierra (Chelonoidis chilensis), la lampalagua (Boa constrictor), la iguana colorada (Tupinambis rufescens), la yarará falsa (Pseusotomodon trigonatus), la yarará ñata (Bothrops ammodytoides) y la falsa coral (Lystrophis semininctus), entre  los anfibios podemos destacar a la ranita andina del monte (Pleurodema nebulosa).

Algarrobo chileno (Prosopis chilensis).
Algarrobo chileno (Prosopis chilensis).
Tala (Celtis ehrenbergiana).
Tala (Celtis ehrenbergiana). (Autor y crédito: Hernán Tolosa).
Molle (Schinus fasciculatus). (Autor y crédito: Héctor Omar Troiani).
Molle (Schinus fasciculatus). (Autor y crédito: Héctor Omar Troiani).
Sombra de toro (Jodina rhombifolia).
Sombra de toro (Jodina rhombifolia).

Las similitudes fisionómicas, así como algunos géneros xerofíticos compartidos con zonas áridas del norte de México y del suroeste de los Estados Unidos generan numerosas e interesantes preguntas sobre la adaptación, la expansión e irradiación, así como del origen de la flora desértica de las zonas subtropicales de América: ¿El parecido físico de ambas regiones es resultado de la evolución convergente? ¿La flora de los desiertos cálidos americanos se originó en una de las dos zonas geográficas, o bien, nació independientemente en ambos subcontinentes americanos? ¿Cómo se expandió la flora xerofítica de Norteamérica al Cono Sur y viceversa? ¿Por medio de qué canales se difundió? y ¿Qué condiciones climáticas globales se gestaron para la invasión de géneros áridos entre el Monte Argentino y los grandes desiertos norteamericanos, y en qué época tuvieron  lugar? En los siguientes posts sobre flora desértca trataré de señalar algunas posible resuestas a estas interrogantes.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. gatinha87 dice:

    Me encantó el tema compañero Oreomunnea, es increíble como son diferentes los desiertos conosureños a los del hemisferio norte. Me fascinó la foto del monte argentino en la provincia de Tucumán, está tomada desde una altura considerable que va suavizando su bajada hasta el punto de ver lo más bajo como si fuera horizonte. Es curioso también el hecho de que estén unos desiertos a gran altitud y posean esa flora, no hay duda que la posición del sol respecto a la elíptica terrestte forja estos ambientes. Igual me ha sorprendido siempre lo extremoso que suele ser el clima en los desiertos. Me encanta el sur y sus exoticidades, inclueyendo sus flores tan exóticas. Saludos cordiales compañero.

    Le gusta a 1 persona

    1. oreomunnea dice:

      Hooola compañera Gatinha!!! Oues hay numerosas teorias que afirman que la flora en el norte mexicano se desprende de esos elementos del Hemisferio Sur que he posteado en esta ocasión, yo francamente lo dudo, no hace sentido con respecto a la histopria geológica d eneustro país; sin duda ha existido intercambio biológico entre ambas zonas áridas desde la formación de Centroamérica, pero no como ara afirmar lo que te comenté, a mi me parece más un caso de evolución convergente a ambientes muy similares que a otra cosa, de hecho tanto el Monte Argentino como las zonas áridas del norte de México son muy ricas en endemismos, lo que desmuestra que su flora es muy original, y que por tanto nació y se desarrolló en sus respectivas zonas geográficas con aportes menores de otras latitudes, saludos cordiales compañera, mil gracia spor siemrpe darle like y leer mis aportes.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s