Parques Nacionales de E.U.A -Serie de Documentales de NatGeo

¡Hola a todos! ¿Cómo están? Luego de una relativamente breve ausencia les traigo ante ustedes, amables lectores de este espacio, una bellísima y tremendamente bien hecha serie de documentales que versa, en su mayor parte, sobre el Reino Biogeográfico Néartico, representada por los mayores y más visitados Parques Nacionales de los Estados Unidos que se ha transmitido recientemente por el canal de televisión de paga NatGeo, y que por fortuna podemos ya disfrutarlos totalmente en castellano.

Este recorrido por tierras continentales estadounidenses nos llevará a través de extensos humedales tropicales, veremos el mayor y más importante bosque templado lluvioso de coníferas del mundo; atravesaremos tórridos desiertos en donde habita un símbolo del Viejo Oeste: Un cactus de grandes brazos que puede llegar a los 3 m de altura; conoceremos uno de los últimos refugios de Norteamérica para los depredadores y ungulados más grandes del subcontinente; llegaremos al segundo bosque templado de caducifolias más biodiverso del Orbe; conoceremos el último bastión de los árboles titánicos que gobernaron los bosques del Hemisferio Norte hace 150 millones de años e iremos a la mayor garganta de Norteamérica, salpicada de una enorme diversidad de ecosistemas, la cual representó tanto una barrera a los primeros conquistadores, exploradores y colonos de la región como una crucial fuente de agua potable y energía eléctrica para todo el suroeste estadounidense.

Estaré subiendo otras series documentales sobre la vida silvestre y la naturaleza de otras partes del Mundo; de hecho, en esta oportunidad sólo subiré los cuatro episodios que ya he tenido la fortuna de disfrutar, pero en el transcurso de la semana estaré subiendo los tres restantes, por lo que estén muy atentos al blog para que púedan verlos a la brevedad posible. Sin más que decir, les dejo la sinopsis de cada capítulo con mis impresiones sobre lo que es, quizá, junto a mi país y Canadá, la región del mundo más bella en términos naturales. Cabe aclarar por último que yo no tengo en absoluto la propiedad de dichos videos, y que ésta corresponde a sus creadores, realizadores, así como a la National Geographic Society.

  1. – El Gran Cañón: El Gran Cañón, escarbado por el imponente río Colorado en el fondo, tiene 446 km de largo, 29 km de ancho y una profundidadde 1857 metros. Ubicado en el norte del estado de Arizona, es el segundo parque nacional más visitado en los E.U.A (5-6 millones de turistas por año); sus profundas gargantas, barrancos y mesetas dividen al cálido Desierto Sonorense al sur de la mucho más fría (en invierno) zona árida de la Gran Cuenca al norte. Su accidentada geografía alberga praderas templadas, bosques mixtos de coníferas con influencias tanto de las Montañas Rocallosas como de la Sierra Madre Occidental, secas montañas y verdaderos oasis en sus zonas ribereñas, llenas de sauces, álamos, arces y sicómoros, fruto de su posición como encrucijada entre ecosistemas y zonas florísticas. En este extremoso y duro medio de vida, la flora y la fauna deben hacer frente a calores que pueden llegar o sobrepasar los 50° Celsius a la sombra en verano, y que en invierno pueden bajar a bastante menos de 0° C, con abundante y frecuente nieve en las zonas altas del Cañón. El puma o león de montaña es el depredador máximo de la región, mientras que una de sus presas, el borrego cimarrón o carnero silvestre norteamericano, realiza violentos ritos de cortejo y de lucha por las hembras; éste lugar también es un santuario para un animal clave de los pastizales de la región: El pequeño perrito de las praderas, con sus complejos sistemas comunales de alarma y comunicación. Los cielos del Gran Cañón finalmente han visto volar de nuevo en ellos al Cóndor de California, un “fósil viviente” de la megafauna del occidente de América del Norte, gracias a la dedicación de científicos, ambientalistas y conservacionistas, que lo han reintegrado exitosamente al medio en su función de agente eliminador de cadáveres y, con ello, de control de enfermedades infecciosas. El bisonte, extinto durante principios del siglo XX, ha reaparecido en la forma de ejemplares cruzados con ganado vacuno doméstico, y su pisoteo mantiene al pastizal con vida al librarlo de retoños y plántulas de árboles de los bosques circundantes.

2. – Las Montañas Great Smoky: Llamado por los indígenas Cherokee “El lugar del humo azul” debido a la constante neblina azulada fruto de la enorme humedad del ambiente combinada con la abundancia de árboles, arbustivas y herbáceas que transpiran cientos de miles de litros de agua diariamente (especialmente en verano), este parque nacional estadounidense situado entre los estados de Tennessee y Carolina del Norte es el más visitado de aquel país, con 11 millones de turistas al año. Estos bellísimos bosques templados caducifolios albergan más de 7,000 formas de vida en su suelo, 149 especies distintas de árboles y 5,000 especies en total de flora. Este pedazo de la Europa Occidental y Central en Norteamérica alberga muchas más especies arbóreas que todo el Viejo Continente al norte de la Cuenca Mediterránea. Los paisajes de cuentos de hadas durante las cuatro estaciones del año le dan a las montañas Great Smoky el merecido título de la “verdadera Tierra Media” del escritor británico J.R.R. Tolkien. En este lugar riquísimo en vida veremos un espectáculo multicolor de flores anuales que brotan en primavera mientras los árboles arriba de ellas no echan renuevos de hojas: Trilios, zapatillas de dama, silenes virgínicas, laureles de montaña, ásters azules, raíces sangrientas, monardas rojas del este y girasoles son sólo unas pocas de las más de 2,500 especies de herbáceas y arbustivas con flores nativas. Veremos la profusión de insectos polinizadores que acechan las flores en busca de pólen y néctar; echaremos un vistazo a un símbolo de toda América del Norte, el pavo silvestre, en sus cortejos de apareamiento, así como luchas con espolones por dichos derechos; conoceremos los hábitos alimenticios y de crianza del oso negro desde que una madre osa despierta de la hibernación y hasta que llegan las primeras nieves,  mientras enseña a sus bebés a aumentar de peso y prepararse para la hibernación anual a base de carbohidratos y grasas de cerezas, hojas tiernas, frutos del bosque, nueces, bellotas y hayucos; conoceremos uno de los secretos mejor guardados del parque: El fuego sin humo de las luciérnagas en su vida de dos semanas en las que iluminan con multitud de luces verdes intensas los bosques del parque. El calor de la primavera y del verano despierta la actividad de serpientes, aves, peces y anfibios. El otoño multicolor de la región es uno de los espectáculos más dramáticamente hermosos de la tierra, en el que robles, hayas, hicorias, nogales, arces, manzanillos, estoraques, olmos, liriodendros, campanas de plata, tilos, falsos castaños, cerezos, fresnos y otros tiñen las colinas y valles de carmesí, dorado, violeta, amarillo y bronce por debajo de las cimas más altas, coronadas de bosques siempreverdes de coníferas de abetos, pinabetes, pinos y falsos abetos sacados de una postal de la taiga canadiense; en esta estación se desarrolla la bérrea del wapití o ciervo canadiense, reintroducido al oriente norteamericano, así como la del ciervo de cola blanca. Las nieves del invierno prueban que el tiempo se va y regresa al mismo tiempo en las Smoky. Este capítulo corresponde a mi tema de este blog “Una Visita a los Bosques del Norte”.

3. – Yosemite: Este valle anidado entre los imponentes picos, monolitos y precipicios de las montañas de la Sierra Nevada, sobre la cual se extiende en 3,500 kilómetros cuadrados en el oriente del estado de California, al pie de las sabanas, praderas y bosques de pino-encino de tipo mediterráneo de los valles centrales de aquella entidad, es una tierra de gigantes poblada por algunos de los árboles más altos del planeta: Pinos del azúcar, de Coulter, de Jeffrey, ponderosa y blancos del oeste; abetos rojos, y blancos, falsos abetos occidentales, abetos de Douglas y píceas de Engelmann, ensombrecidas por las secuoyas rojas y gigantes que sólo viven de forma natural en este valle, y que alcanzan la altitud de rascacielos de 30 pisos; las sequoias fueron los árboles dominantes del Hemisferio Norte durante el Jurásico, hace 150 millones de años. Sometido a los rigores del calor y la sequedad veraniegas, estos bosques de coníferas son presa fácil anualmente de tremendos y violentos incendios forestales, la gran mayoría de ellos de origen humano. Es el hogar de ardillas grises occidentales, de linces rojos norteamericanos con crías codiciosas con las presas que su madre trae, de marmotas americanas y pikas cuyos silbidos sirven para comunicar la presencia de las veloces águilas reales y azores que surcan los cielos en búsqueda de una presa. Los coyotes y los osos negros son los depredadores ápex en la zona; en especial, los coyotes siempre han prosperado en Yosemite debido a la ausencia tanto actual como histórica de la presión competitiva y predatoria que los lobos ejercen sobre ellos en otras partes del subcontinente. Este video se relaciona en contenido con mi tema en este blog “California Mediterránea V – Bosques de la Sierra Nevada”. Este parque nacional fue  creado gracias al asombro y maravilla natural  que despertaron en John Muir, un inmigrante escocés, naturalista y conservacionista, quien logró que el entonces presidente Abraham Lincoln decretara de forma oficial a Yosemite como parque nacional protegido federalmente en 1865. El valle perteneció al virreinato de la Nueva España, y fueron exploradores españoles los primeros europeos en visitarlo, desde donde trajeron numerosas semillas y plántulas de secuoyas a España; hoy en día existe una secuoya gigante jóven plantada en el parque de El Retiro de Madrid.

4. – Olympic: Este parque nacional contiene en realidad tres parque en uno, pues forman parte del mismo los ecosistemas marinos y de litoral del del Pacífico norte, los densos bosques templados húmedos de las llanuras y valles (los cuales son los más extensos de su tipo en el mundo), y las elevaciones de las montañas que se alzan hacia el oriente, con prados alpinos y bosques de coníferas de altura. Localizado en el extremo noroeste del estado de Washington (justo al sur de la frontera del extremo noroeste con Canadá), en los Estados Unidos, este lugar despliega un riquísimo elenco de fauna marina: Orcas, tiburones, focas, nutrias marinas, estrellas de mar, cangrejos gigantes y leones marinos, mientras que forma una parte esencial en las rutas migratorias anuales de ballenas grises y azules, cuyo gigantesco tamaño no las exenta de los inteligentes y cooperativos ataques predatorios por parte de las carismáticas pero letales orcas que residen todo el año en las aguas marinas del parque.  Los ríos de la región ven la gran migración anual del salmón del Pacífico, que atraviesa el corazón de los centenarios y húmedos bosques mixtos hacia las fuentes de ríos, manantiales y arroyos en donde concluirán su vida, no sin antes sembrar las condiciones para la aparición de la proxima generación que emprenderá el camino contrario hacia el mar; en el viaje estarán acechados por osos pardos, negros y nutrias de río que no desaprovecharán tan sabroso y nutritivo alimento. Las lluvias, del órden de los 3000 mm por año o más, proveen de la humedad suficiente para densos helechos de gran tamaño, así como para musgos profusos que cubren por completo todos los troncos y ramas de los árboles de la región, entre los cuales se encuentran gigantes como píceas de Sitka y de Brewer, cedros de Alaska, falsos abetos del Pacífico y occidentales, abetos grandes, abetos plateados del Pacífico, falsos cipreses de Lawson, abetos de Douglas, cedros rojos del oeste, robles blancos de Oregon, arces de hojas grandes y fresnos de Oregon, los cuales se extienden por 1,500 kilómetros cuadrados como parte del parque, el cual es del tamaño de cuatro veces la ciudad de Nueva York. Este es uno de los santuarios del águila de cabeza blanca o calva norteamericana, la cual se disputa las presas y los restos de animales marinos con gaviotas, cuervos y águilas pescadoras.

5. – Yellowstone: Éste parque nacional comenzó lo que sería una tradición conservacionista y un modelo de preservación de la naturaleza primigenia que pronto se extendería al resto de los Estados Unidos y del mundo. Fue el primero en su tipo de todo el orbe, y en su seno se preservan sistemas presa-depredador tan intactos hoy como lo fueron hace millones de años, antes de que el primer ser humano pisara el lugar, y es de los pocos lugares en la Unión Americana continental donde se conservan poblaciones grandes y funcionales de lobos grises, bisontes americanos, pumas, wapitíes, ciervos mulos, osos grizzly, entre otros grandes mamíferos nativos. Yellowstone se alza enmedio de un súper volcán cuya última erupción, hace 5000 años, desató un poder de fuego equivalente al de 6,000 bombas atómicas, y la intensa actividad geotérmica, representada por su icónico y mayor géiser, “Old Faithful” delata que una próxima mega erupción no está nada lejos de ocurrir. El parque, asentado en el oeste del estado de Wyoming, alberga zonas áridas frías con arbustos y matorrales de artemisa, popotillo, chamizo, navajita y chirrionera, mientras que al pie de las laderas orientales de las Montañas Rocallosas se hallan densos bosques de pinabete blanco, pícea de Engelmann, abeto subalpino, pino ponderosa, pinabete azul, pino contorto, álamo temblón y abedúl de papel. En este maravilloso pero cruel ambiente, las crías de los herbívoros deben valerse por sí mismas rápidamente, las madres de los carnívoros siempre están atentas ante cualquier amenaza a sus cachorros al tiempo de que les enseñan las artes cazadoras, y el invierno es tanto una amenaza peor que los depredadores como una fuente de oportunidades para los sobrevivientes, al tiempo que presenta una gran belleza peculiar que une al hielo del cielo con el fuego de las entrañas de la Tierra.

6. – Everglades: Estas llanuras que están inundadas la mitad del año se ubican en el sur de la Península de Florida, y representan una de las tres únicas ecorregiones verdaderamente tropicales dentro de los 48 estados continentales norteamericanos. Como parte del Reino Biogeográfico Neotropical, los Everglades son el único hábitat para muchas especies de plantas de afinidad caribeña en los Estados Unidos, al tiempo que simbolizan el límite más meridional de la flora Neártica proveniente de los bosques templados caducifolios hacia el norte. Estos extensos humedales, llamados localmente como “el río de hierba” son únicos en el mundo por ser de origen totalmente pluvial, pues las intensas tormentas tropicales de verano dejan caer hasta 2,500 mm de lluvia anuales con una frecuencia elevada de truenos y relámpagos mayor que en cualquier otra parte de la Tierra (salvo por la cuenca del Congo africano), inundando las llanuras, las cuales van bajando de altitud progresivamente hasta el nivel del mar; en contraste, las elevadas temperaturas durante todo el año, aunadas a la sequía invernal, evaporan por completo la mayor parte de estos pantanos. Además de marismas con hierbas cortantes, los Everglades albergan hamacas o islas medio metro por encima del nivel del agua con árboles de maderas duras tropicales tales como palmera real, higuera tropical, higuera estranguladora, encina sureña, ébano caribeño, caoba, cedro rojo tropical y gumbo-limbo; pantanos con ciprés calvo, manzanillo y arce rojo cubiertos de bromeliáceas y otras epifitas tropicales, así como sabanas de pino de Florida y de agujas largas con un sotobosque de palmetos-sierra. El aligator o caimán americano es el depredador más poderoso del lugar, el cual lucha a muerte por la supervivencia con la introducida pitón gigante de Birmania, una especie invasiva que está aniquilando a los mamíferos locales; este es el último reducto de la pantera de Florida, una subespecie local de puma en grave peligro de extinción. Los deltas del parque, en contacto con el Golfo de México, son hogar de delfines nariz de botella, tiburones limón y de las plácidas vacas marinas o manatíes, que se alimentan con las abundantes algas del lecho marino, al tiempo que se reúnen para albergar a sus crías en las pozas de cipreses a salvo de los depredadores del mar. La existencia de estas zonas húmedas está en riesgo por el calentamiento global que ha traido mayores periodos de sequía, la reducción de su caudal de aguas por la agricultura inte nsiva y el uso urbano, así como por la expansión del área metropolitana de Miami, hogar de seis millones de personas.

7. – Saguaro: En el suroeste de Arizona, muy cerca de la ciudad de Tucson, se encuentra esta reserva del Desierto Sonorense así como de su habitante más icónico: El saguaro o cacto gigante de brazos, cuyos mayores especímenes tienen más de 200 años de edad y una altura equivalente a un edificio de cuatro pisos. Pese a la aridez, el desierto de Sonora representa la zona seca más biodiversa de todo el mundo, y la vida brota a cada metro cuadrado del parque. El correcaminos se lanza veloz en búsqueda de serpientes, lagartos e insectos, mientras que el lagarto cornudo se atiborra de hormigas, las cuales captura con su pegajosa lengua. Las ardillas de tierra buscan semillas así como las tunas maduras de los nopales luego de las lluvias esporádicas pero torrenciales del verano, al tiempo que se defiende heroicamente de las serpientes de cascabel. Las ligeras lluvias en invierno hacen florear algunas plantas del desierto, y su néctar es aprovechado por el colibrí de garganta púrpura, pero la verdadera belleza del desierto llega con los chaparrones del verano, los cuales llenan el árido suelos con una multitud de hermosas flores escarlata, amarillas, violetas y anaranjadas que brotan de chollas, nopales, cirios, órganos, amapolas del desierto, palos verdes y de los propios saguaros gigantes. El pecarí, un cerdo silvestre, es uno de los mamíferos más grandes de aquí, y forman un frente de ataque con agudos colmillos para proteger a sus crías de los coyotes. Las perdices de tierra, tras el cortejo y el apareamiento, ponen sus huevos sobre el suelo, entre las cactáceas, pero no cuentan con el tamaño, flexibilidad y el veneno de un lagarto muy sui generis en el mundo como lo es el monstruo de Gila. Junto con la Reserva de la Biósfera del Pinacate y el Gran Desierto de Altar en el vecino estado de Sonora, México, son los únicos lugares donde los saguaros están resguardados del crecimiento urbano y la gravísima extracción del agua del subsuelo para actividades humanas que padece la región.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. gatinha87 dice:

    Muy buen tema querido compañero Oreomunnea, muy ilustrativo y didáctico, pues los videos siempre serán material atractivo al público así como tus inigualables fotografías. Me encantan los paisajes hermosos y más aún si son relatados de forma educativa y científica. Tuve la oportunidad de ver el de las montañas humeantes y es simplemente sensacional, me llevó a otra dimensión lejana de mi entorno tropical. Sería buena idea psotear material y videos del cono sur que también es impresionante. Espero poder ver mañana el del gran cañón, sólo conozco las enormes barrancas y voladeros pero espero sorprenderme con todo lo que ahí se oculta.
    Es importante mencionar y recalcar que el documental de las smoky mountains nos trae para nuestro deleite flores que has mencionado anteriormente en las fotos de tus viajes en tu aventura al país del norte. Muchos saludos compañero, bienvenido de nuevo al blog, esperamos más material.

    Le gusta a 1 persona

    1. oreomunnea dice:

      Gracias amiga Gatinha, sí, he estado viendo desde ya la factibilidad de traerle a nuestro público grandes documentales de la naturaleza que abarquen nuestro país, Centro, Sudamérica y el resto del mundo, a fin de que sean complementarios de los temas que hago, en donde a pesar de que trato de llevarles a los lectores buena información en lenguaje asequible así como fotos, reconozco que no se compara con ver videos de dichos lugares mágicos. Pronto traeré más posts nuevos para ti y todos nuestros amables lectores. Gracias por seguirme así como por contribuir con tus propias experiencias y gustos a este blog, que no sería nada si tú no estuvieras, compañera. Te mando muchísimos saludos a ti y a tu ciudad.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s